14 jun. 2009

Road Trip to Melbourne

El original se ve bien, la música es distinta y tiene mejor calidad... pero la zorra de González Sinde, el analfabeto de Teddy Bautista,el subnormal de Ramocín y todos sus colegas de la SGAE con beneplácito del Gobierno y de su planetariamente estupido presidente, me impiden coger medio minuto de cada canción para ponerla en un vídeo de tal calado social que podría destruir la industria discográfica mundial, así que cuando vuelva a España os enseño el original...
La música no pega mucho pero es lo único que te deja elegir Youtube para sustituir tu ilegal música, es lo único medianamente aceptable lo demás parece compuesto por la Pajín y la pollo loco de la vicepresidenta, con una pandereta,fumandose los brotes verdes de los españoles, en alguna de las orgías lésbicas que organiza la señora Bardem para celebrar alguno de sus últimos atentados perpetrados contra la inteligencia, a los que ella llama "Cine Español" o "Cultura"...
Por lo menos podeis ver alguna foto...

10 abr. 2009

Viajes: Cairns (2ªparte)





Hola again!!!
Creo que habíamos dejado la historia en lo indignados que estaba con la decisión de la Cope, pero eso no nos incumbe ahora, porque igual me pongo a hablar de la crisis de gobierno y tengo que fundar otro blog para hablar de los meritos de Don José Blanco para ser ministro. Nos iremos un poco para atrás en la historia, que luego os cuesta seguirla y me decís que la culpa es mía, y se que hay algún lector víctima de la L.O.E. y no tenemos porque discriminarle.
El tema es que después de sacar nuestro examen teórico de buceo con buenísima nota, no hay nada como que te interese el tema para sacar buena calificación, el señor instructor de la parte teórica, Dave, nos dio unas ligeras pautas de lo que iba a pasar en el barco los próximos tres días, lo que debíamos llevar, lo que no, y fue curioso que en lo que más énfasis puso fue en que compráramos las míticas pastillas para el mareo, porque se esperaban olas de 3 metros y fuerte viento en el trayecto hasta la gran barrera de coral.
Terminada la charla, pasamos por la tienda de Pro Dive y el que quiso compro cositas, como mascara,snorkel,aletas (fins para los angloparlantes). Inmediatamente después, la parada obligada era la farmacia para comprar cargamento de biodraminas, luego un poquillo de turismo y shopping en Cairns y de vuelta a Calypso Inn nuestro querido backpackers, tengo que hacer una mención especial de los hostels australianos, muchísimo mejores y más baratos que cualquiera en Europa y por supuesto en España, por supuesto el que quiera rebatirme esto tendrá que hacerme una visitilla.
Y llego el momento, jueves 19 de Marzo de 2009, 5:30 de la mañana, Dave y su furgoneta se plantan delante del backpackers para recogernos a Dag, Javi, Stine y a mi con destino a la Gran Barrera de Coral.
Despúes de alguna que otra paradita, para recoger a más gente del curso, Lena de Alemania, Rainy y Mike de Canada, Roi de Israel, y otro cuanto más, llegamos al Scubapro I, el barco que sería nuestra casa las próximas 72 horas. Una vez en el barco, nos separaron en habitaciones de dos, nos dieron una charlita o briefing de seguridad, y todo el mundo a aguantar como pudo la maraca en la que se convirtió el bonito barco. Yo no me suelo marear, de hecho no me maree pero fue porque me fui a dormir y porque iba mas puesto de pastillas antimareo que Antonio Vega en sus buenos tiempos (está va por ti Blanca, que me da que ni lo lees), pero hubo gente que lo pasó realmente mal, la pobre Stine que iba sólo para hacer Snorkel(para los torpes, es lo que se hace sólo con el tubito y la mascara) porque no paso el curso por su ataque de pánico recordará el viaje toda su vida.
Después de 3 horitas de balanceo, llegamos al primer arrecife en el que íbamos a hacer la primera inmersión, en cuanto el barco estuvo amarrado a los puntos de amarre, valga la redundancia, acabaron las carreras al baño para vomitar y los golpes contra muebles y objetos varios.
Para las inmersiones estábamos separados por grupos, y aunque Dave nos daba toda la parte teórica, para la parte práctica en piscina y en la Gran Barrera nuestro monitor era Ben, un alemán muy simpático, y el equipo lo formábamos Javi, Dag, dos chicas danesas, Louise y Ree, y un servidor, por lo que inmediatamente nuestro grupo paso a denominarse Spanish Vikings.
Todo el mundo preparó su material, traje, tanque, BCD (que es chaleco, que hinchas o deshinchas), fins, pesas, mascara… hizo el body chek a su respectivo buddy, para los no iniciados se bucea por parejas más que nada por si pasa algo y te quedas sin aire. El buddy es tu compañero, al que chequeas todo antes de entrar en el agua.
En la superficie la primera impresión era un poquillo desagradable, porque había bastante viento y las olas eran bastante grandes, pero una vez por debajo de la superficie la sensación es maravillosa, 29º de temperatura en el agua, y el paisaje más increíble que se pueda imaginar. Es como si el mundo se parara y todo lo que hay por encima de la superficie desapareciera de tu cabeza y solo pensaras en lo que te rodea.
La primera inmersión de mi vida fue hasta unos 16 metros, aunque de la profundidad no eres consciente hasta que vuelves al barco miras el ordenador para ver la profundidad máxima a las que has estado y el tiempo que has estado, para rellenar la hoja de registro de inmersiones. Las primeras inmersiones fueron para terminar el curso, y hacer en el fondo los mismos ejercicios que hacíamos en la piscina, como quitarte la mascara volverla a poner y sacar el agua, o cambiar de regulador con tu buddy.
Si bucear en la piscina cansaba, os podéis imaginar como terminas después de estar buceando todo el día. Cuando no estábamos buceando estábamos comiendo, la verdad es que la organización del viaje fue muy buena y no tenemos ninguna queja al respecto.
Completamos nuestras inmersiones pertenecientes al curso y alguna que otra clase teórica más, como aprender a usar la brújula debajo del agua y otras cosillas y por fin el segundo día tuvimos nuestra primera inmersión no guiada por el monitor, cada uno por su cuenta con su buddy. Antes de las inmersiones libres hay una ligera charla para explicarnos como es el arrecife y los rumbos que tenemos que tomar para ver cada cosilla, le verdad es que era increíble el conocimiento que tenían los instructores del arrecife.
No se nos dio nada mal la primera inmersión en solitario, éramos 4, Dag y Roi el israelí ,y Javi y yo, la verdad es que ni nos perdimos, fue todo perfectamente, sacamos un montón de fotos y vimos muchísimos bichos, os diría lo que son pero es que no me acuerdo de los nombres, que vais a esperar de alguien que llama “pajitas” a las acículas de los pinos (esta va por Bruno), como resumen os diré que estaban Nemo y todos sus colegas.
Pero no todo eran inmersiones normales, quedaba lo más interesante para el final, el segundo día, tras un largo de día de inmersiones y tras la cena, la gente se junto en la popa del barco para ver como el señor conductor del barco, capitán, comandante, o lo que sea, se dedicaba alimentar a los peces echándoles una especie de sardinas, por lo que un montón de peces acudieron a la cita, pero lo mejor de todo estaba por llegar, con la gran cantidad de “pescados” que se arremolinaban junto al barco, rápidamente aparecieron dos tiburones del arrecife, que tendría como metro y medio de largo y que inmediatamente impusieron su ley quedándose con todo lo que caía del barco.
Justo cuando todo el mundo disfrutaba del espectáculo, las sardinas se terminaron y el señor capitán se dio la vuelta para decir estamos listos para la inmersión nocturna, con la consiguiente cara de canguelo de la mayoría de los presentes. Tras enseñarnos las precauciones que hay que tomar en una inmersión de ese tipo, acojonarnos un poquillo con las típicas historias para no dormir y ponernos la banda sonora de Tiburón durante las explicaciones, todo el mundo al agua para nuestra primera inmersión nocturna.
La verdad es que impresiona un poquillo, porque sólo se ve donde tu apuntas con la linterna que te dan, pero es increíble hay más vida nocturna ahí abajo que en España, muchos de los “bichos” que por él día andan por allí por la noche desaparecen pero aquí hay bichos para aburrir así ves tantos o más que de día. El final de la inmersión nocturna fue lo mejor de todo, porque al volver al barco los tiburones que vinieron a visitarnos después de la cena, seguían por allí y es bastante impresionante ver los dos ojos azules acercarse, y aunque al principio da un poco de canguelo luego te das cuenta de que probablemente ellos tienen más miedo de la máquina metálica de hacer burbujas que es un buceador.
Y voy a ir aligerando que esto se está haciendo larguísimo y tengo que contar el viaje a Melbourne. Para el último día nos quedaba la inmersión más profunda, cerca de 30 metros, y la sensación es increíble, puede que fuera la “nitrogen narcosis” que es algo así como que el nitrógeno a una determinada presión es tóxico. No te mata, pero las cosas que puede provocar si que pueden matarte, y es que el efecto es el mismo que estar borracho, por lo que a esa profundidad repites un sencillo test que has hecho antes en el barco y si el tiempo que tardas en hacerlo a 30 metro es mucho mayor que en la superficie entonces es que estás colocado de nitrógeno.
El test consiste en una tablilla con números del uno al 20 desordenados y tienes que tocar los número en orden y después de cada número tocarte la nariz, parece una tontería pero las cosas que cuentan de gente afectada por intoxicación por nitrógeno son tan divertidas como peligrosas.
Como voy por la tercera página de esta entrada y me da a mi que esto se alarga demasiado y empieza a parecerse a una telenovela barata, dejaremos el final de este viaje para enlazarlo con el principio del siguiente , de acuerdo? Prometo no demorarme mucho en la siguiente publicación. Un saludo desde Sydney

7 abr. 2009

Viajes: Cairns (1ªparte)



Hola que tal
Otra vez va a hacer casi un mes desde la última vez que escribí, pero esta vez tengo una buena excusa, y es que hace unas 3 semanas comenzaban mis vacaciones por lo que no he tenido mucho tiempo para actualizar el blog
En la primera parte de dichas vacaciones decidimos irnos a Cairns, en el estado de Queensland, situada justo en frente de la Gran Barrera de Coral. La expedición la formábamos una Alemana Theresa, una Noruega Stine, un Noruego Dag, otro Español, Javi y yo.
El lunes 16 de Marzo, nos trasladábamos por grupos, ya que cada uno tenía clase a una hora distinta, hasta el aeropuerto doméstico de Sydney donde tomamos un avión de Virgin Blue con destino a Cairns, del viaje podemos sacar dos conclusiones claras, una que las compañías aéreas Australianas de bajo coste funcionan muchísimo mejor que las Europeas, y la segunda que las distancias aquí nada tienen que ver con Europa, el viaje duró 2 horas y media casi tres, con ese tiempo desde España te plantas en Oslo sin ningún problema.
Nada más bajar del avión notas que estás realmente lejos de Sydney, el paisaje que te rodea es completamente distinto, el famoso rainforest lo rodea todo, y el tortazo de calor que te llevas te dice que has subido unos cuantos miles de kilómetros hacia el norte, estás casi en el trópico y eso se nota.
Una vez fuera del aeropuerto, descubres que Cairns no es nada del otro mundo, una ciudad nueva, las calles son todas perfectamente perpendiculares y paralelas a la línea de costa, turística y completamente enfocada a la Gran Barrera de Coral.
Llegamos al backpackers, tras un apacible paseo en minibus, donde nos esperaba Theresa que llevaba en Cairns desde el día anterior haciendo un minisafari por el rainforest, y gracias a que ella conocimos un montón de detalles, descubrimos que los cocodrilos tienen una habilidad especial para atacar al más débil de entre todas sus posibles víctimas, descubrimos que si te caes del barco del safari ya puedes tener en regla los papeles de repatriación de cadáveres a España, porque no hay posibilidad de que te salves.
Descubrimos también que nadie se baña en la playa, alguno podrá pensar que es porque el agua está fría, pero no!! el agua está a 30ª , el bonito motivo por el que nadie se baña es que hay una medusa que si te toca mueres a los 5 minutos, por lo que los carteles de prohibido el baño están más que justificados, para compensar que no disponen de playa Cairns tiene una pedazo de piscina pública que hace las veces de mar,
Esto hace que pierda un poco de encanto como destino turístico, tal y como lo conocemos en España, ya que en lugar de sombrillas, lo que hay en la playa son unos botes bastante considerables de vinagre, y tu la primera vez pues dices –que gracioso, esto del vinagre- pero cuando te dicen que te puede salvar la vida porque , empiezas a ver las ensaladas de otra manera. Después de aprender 5 o 6 nuevas formas de morir mientras llegaba Dag que fue el último en aterrizar, decidimos irnos a dormir para afrontar el duro día que nos esperaba.
A las 7 de la mañana, una furgoneta pasaba a recogernos por el backpackers y nos llevaba al centro de Cairns para empezar nuestro curso de buceo con Pro Dive. El centro de buceo que Pro Dive tiene en Cairns es un centro 5 estrellas y está inscrito dentro del PADI (Professional Association of Diving Instructors). Nada más llegar 3 horitas de curso teórico que no está nada mal para mejorar Inglés hacer un curso de estos en la lengua de Shakespeare, aunque tiene el riesgo que si voy a bucear alguna vez en España, que espero que si, alguna cosa sólo la se en Ingles. Tras el curso teórico reconocimiento médico para ver si estábamos en condiciones para bucear, y ahí recibimos la mala noticia que Theresa no podía porque de pequeña tuvo asma y no es muy compatible con lo del buceo, así que le devolvieron el dinero y tuvo que buscarse otras cosas para hacer durante la semana.
Por la tarde y después de comer, a la piscina a poner en práctica no aprendido en el curso teórico, la verdad es que en cuanto te acostumbras a respirar por la boca con el “regulador” lo demás esta tirado. Tras 4 horas metidos en el agua, que parecíamos uvas pasas, la misma furgoneta nos devolvió al backpackers, hechos polvo, porque parece que no pero el temita del buceo cansa de lo lindo.
El día siguiente fue igual que el primero pero a la inversa, por la mañana piscina pero en la zona de 4 metros y por la tardo no se cuantas horas de teoría y examen. Durante la parte de piscina perdimos a Stine para la práctica del buceo, porque en uno de los ejercicios en el fondo, le entro el agobio o el pánico como lo queráis llamar y subió a la superficie muy rápido y el instructor le dijo que en si hacía eso en medio del mar podía ser muy peligroso, así que se agobio y una menos, por lo que sólo quedábamos los chicos , el vikingo y los dos españoles con el resto de la gente del curso.
Tras el examen, que todos pasamos con nota, un poco de turismo por Cairns y a dormir que al día siguiente empezaba el verdadero curso, con el viaje en barco a la Gran Barrera durante 3 días, pero eso lo dejamos para el próximo episodio que si os lo cuento todo ahora perdéis el interés me baja la audiencia en el próximo EGM y me quitan el programa como a Federico (pero que indignado estoy).

P.D. en las fotos podéis ver la piscina que sustituye a la playa en Cairns y el centro de buceo de Pro Dive

10 mar. 2009

Greenwich Village

Después de mi paso por la segunda vivienda de los Warner cerca de Cronulla Beach y de tener de compañero al futuro ganador de American Idol en mi cuarto y a una colonia de cucarachas gigantes en el salón, me trasladé a Greenwich Village, una residencia que esta en el distrito del mismo nombre y que alberga a unos 150 chicos y chicas de todo el mundo.
Para llegar a la residencia desde la escuela tengo que coger el tren y en 15 o 20 minutillos estoy en la resi, mucho mejor que la hora y pico que tardaba antes, además ahora al estar en el norte cruzo todos los días en tren el Sydney Harbour Bridge, lo cual está bastante bien.
Puedo elegir entre pararme en las paradas de Wollstonecraft o de St Leonards, la primera es pequeñita, está en medio de un bosque que es la entrada a la zona residencial donde se encuentra la residencia y está un pelin más cerca andando. La segunda por el contrario es bastante más grande y está rodeada de grandes edificios y tienes un centro comercial alrededor por si necesitas comprar algo, diríamos que es más urbana.
La residencia es un edificio de tres plantas con forma de L, el primer piso es sólo de chicas, el segundo sólo de chicos y el tercero es mixto.
En la planta baja, tras cruzar la piscina y los jardines se encuentra el salón que es la sala más grande, hay como 8 sofas de tres plazas y unas cuantas mesas donde la gente se baja con el portátil a conectarse (como yo ahora mismo), a ver la tele, a jugar a la Play o simplemente a charlar un ratillo. Si continuas por el pasillote encuentras con la sala de ordenadores y con la sala de juegos, que tiene más sofas, una mesa de ping-pong y una de billar. Por último antes de girar hacia el comedor está otra sala de televisión donde está la conexión a la tele por cable y donde vemos los partidos de la Liga, la Champions, la NBA, al Madrid perder... esas cosillas.
El edificio en la parte interior de la L, la parte que da al jardín está rodeado por un enorme balcón en cada uno de los tres pisos, allí la gente sale a hablar y a pasar el ratillo.
Lo bonito de vivir aquí es que puedes encontrar gente de todo el mundo, yo comparto habitación con Dag un noruego muy majete que estudia en mi escuela, y que estudio publicidad o algo parecido en Noruega.
Tenemos desde asiaticos de todas las variedades, a franceses, a un equipo de cricket inglés que lleva aquí miles de meses jugando un torneo (es lo que tiene que los partidos duren varios días), un grupo de escandinavas, americanos, sudamericanos de todos los tipos, holandesas, un islandés, otros tres o cuatro españoles,un neozelandes de origen coreano, alemanes..
La verdad es que me trae buenos recuerdos vivir, aquí aunque el tema es distinto al Europa, ya que aquí la gente va y viene y no está tanto tiempo aquí viviendo, pero hay muy buen rollo entre todo el mundo, de hecho solemos hacer bastantes cosas la matoría juntos, barbacoas, salir de fiesta, el otro día fuimos al Mardi Gras todos juntos....
Volviendo a la residencia otra vez, tenemos el desayuno de 6:30 a 8:00 y la cena de 18:30 a 19:30, ya sabeis horario australiano, hay gente que se queja de la comida, pero vamos que yo después de unos añitos en el Europa, y unas semanas en casa de los Warner estoy encantado, hay como 5 o 6 cosas para elegir, y puedes coger o las 6 o las que quieras y te lo ponen todo en el mismo plato, así que te acabas llevando un "plato-montaña" bastante majo, además tenemos ensaladas y los postres estás bastante aceptables.
No se que más contaros de la residencia, que hay una lavandería con unas cuantas lavadoras y secadoras enormes donde hago la colada, si he dicho hago, porque de momento no he tenido que contratar a nadie para que la haga, también hay unas 4 planchas en cada piso con su respectiva tabla pero esa es una técnica en la que todavía no me he adentrado.
También tenemos una especie de cocina en cada piso, donde hay microondas, tostadora y otras cosillas para que cada uno se prepare lo que le parezca oportuno.
Ahora mismo estoy en el salón con el portátil, hay un coreano y un francés jugando al Pro en la Playstation, hay una holandesa viendo fotos con el islandes en un ordenador, unos asiaticos en una mesa y unos sudamericanos en otra, y hay gente fuera fumando, porque esta prohibidísimo fumar en el interior (cosa que me encanta), incluso en las habitaciones, no como en el Europa que todo el mundo se lo pasaba por... .
Pues poquillo más, que no está nada mal vivir aquí y que para los próximos capítulos dejaremos, el Mardi Gras (la fiesta Gay más grande del mundo), mi cumpleaños, y los planes de los viajes que tenemos planeados, curso de bucéo en Queensland en la gran barrera de coral, y viaje en furgoneta por la costa sur hasta Melbourne a ver como Hamilton deja los dientes contra la barrera del Albert Park Circuit.

Sydney

Hola que tal
Hace como un mes que no escribo nada, lo que si lo pensáis bien quiere decir que estoy superentretenido a la par que muy ocupado con mi inglés y mis cosillas, pero como los incondicionales del blog me han hecho llegar sus ansias de nuevas noticias desde el otro lado del mundo, pues aquí estoy de nuevo.
En los primeros capítulos de este blog hablé de la cultura australiana, pero creo que ahora toca hablar de la ciudad que me acoge, Sydney. Con ocho millones de habitantes es la ciudad más poblada de Australia y su población casi alcanza la mitad de la población total del país (20 millones de habitantes).
Sydney fue el primer asentamiento inglés en Australia, aquí llegaron los primeros convictos ingleses que posteriormente serían los primeros habitantes Australianos allá por 1877. De aquel asentamiento quedan las antiguas casas, que hoy forman el distrito de The Rocks, algo así como el casco viejo de una ciudad europea pero con varios siglos menos de historia.
La ciudad se sitúa en la costa sudeste del país, sobre la bahía que comparte su mismo nombre. La imposibilidad e expandir la ciudad hacia el Este y el modelo urbanístico australiano (como mola decir esto con la que está cayendo en España) todo son casitas unifamiliares o bloques pequeños, hacen que la ciudad tenga una extensión enorme hacia el Norte, el Sur y el Oeste. Es difícil de calcular pero podrías conducir en torno a una hora hacia el norte y seguir sin salir de Sydney.
Pero dejemos la historia para otro día y vayamos con las cosas interesantes, la ciudad gira en torno a lo que aquí se denomina la city o CBD (central business district), donde se encuentra los centros de negocios más importantes de Australia, el mencionado CBD se extiende al sur del Sydney Harbour Bridge, famoso puente del que hablaremos más tarde, hasta la estación de Central Station.
En el CBD justo frente a la estación de Town Hall podemos encontrar el edifico más antiguo de Sydney, el Queen Victoria Building y que ahora mismo es un centro comercial, además de ese en el distrito de negocios se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos de Sydney, como la Sydney Tower el más alto de todos ,en cuya cima podemos encontrar un restaurante que gira a 260 metros del suelo y desde el cual se puede prácticamente todo Sydney.Mi escuela está en pleno CBD, justo debajo de el AMP plaza y de un edificio que cuando llegue aquí me sonaba de algo, pero que tarde unos tres días en identificar, se trata del Governor Philip Building, que sale en Misión Imposible II, para los no hincados es esto del cine, Mision Imposible II es la segunda película de una saga perpetrada por Tom Cruise, que fue rodada en Sydney y que para los críticos será recordada como aquella película en la que las ruedas de las motos se cambiaban automáticamente en plena persecución dependiendo del terreno, lamentable. En dicha aberración de película el protagonista, Ethan Hunt, interpretado por el profeta de la cienciología, entra por el tejado con una serie de acrobacias para robar el Velerofonte, el antidoto a un extraño virus llamado Quimera, como ya he dicho lamentable.
Pues eso que yo voy a clase justo debajo del mencionado edificio a 1 minuto andando de la estación de Circular Quay, que además de ser estación de tren e intercambiador de autobuses, es el principal puerto del que salen todos los ferries de la ciudad.Los monumentos más emblemáticos de la ciudad sin ninguna duda, son Opera House y el Sydney Harbour Bridge, probablemente si a alguien le enseñas una postal de alguno de los dos rápidamente la asociará con Sydney lo que nos da una idea, de la dimensión mundial de ambas construcciones.
La Opera es según los expertos el edificio con mejor acústica del mundo, os lo diré cuando vaya a ver alguna representación allí, y el puente, construido hace cerca de 90 años, por el que pasan 8 carriles de carretera y la línea de tren en ambos sentidos, y probablemente lo asociareis al vestido de nochevieja y al cotillón porque mientras os preparáis para tan magno y repetitivo evento todos los años, en las noticias aparece el puente desde donde se lanzan los fuegos artificiales que dan la bienvenida al año antes que en cualquier parte del mundo. Para que os hagáis una idea el gobierno australiano se deja 4 millones de dólares australianos en decorar el puente y en los fuegos artificiales cada año, así que os podéis hacer una idea de cómo son, más o menos como los que ponen en San Pedro.
Otras zona importante de esta ciudad, es el Jardín Botánico, donde de día puedes encontrar miles de murciélagos durmiendo colgados de los árboles como si fueran frutas, y que cuando por la noche despiertan tienen medio metro de envergadura y que hacen un ruido bastante desagradable. Es algo así como el Central Park de New York salvando las distancias claro.
Un poco más lejos cogiendo el ferry, puedes llegar a las famosas playas de Manly y Bondi, y las más pequeñas pero más acogedoras y aptas para hacer barbacoas de Cugee ,Shelley, Tamarama o Bronte.
Lo bonito de Sydney es que cada, distrito tiene su encanto y su propia historia, y la gente hace vida en dichos distritos yo se desplaza a la city a trabajar, algo como lo que pasa en Madrid con los ciudades que la rodean ,aquí si que salvando las distancias.
El próximo capítulo irá sobre Greenwich Village, que es la residencia donde vivo y sobre la cantidad enorme de gente distinta que he encontrado en Australia, sobre el Mardi Gras y sobre mi cumpleaños.
Debo agradecer desde aquí todas las felicitaciones que me han llegado y las que no me han llegado a mi pero han llegado a mi casa, que se que es complicada la comunicación desde tan lejos. Muchas Gracias a todos.

11 feb. 2009

Un Mes


Un mes, hoy se cumple exactamente un mes desde mi llegada a tierras Aussies, muchas cosas han pasado desde el día que me perdieron la maletilla (maletilla por llamarlo de forma cariñosa porque…).
Esta semana al parecer es la semana de la “suerte” australiana, si trazamos una línea horizontal que pase por Brisbane y divida Australia en partes, y lo miráramos desde el cielo, veríamos la parte superior de color azul, llena de agua (bueno mejor de color marrón del lodo) y la otra mitad la veríamos roja y amarilla, y no porque esté aqui yo con mi bandera, sino porque la mitad sur se quema.
Y estaréis diciendo, vaya cosillas nos cuenta este chaval, en España sólo hace falta que llegue Mayo o Junio para ver a Bruno subido en el helicóptero corriendo de un lado a otro en busca del fuego, y esperas unos meses más para que el Levante Español se sumerja bajo las aguas. Estoy de acuerdo que en España también tenemos incendios e inundaciones pero este país es 16 veces más grande que España y aquí lo hacen todo a lo grande.
Empezaré por los incendios, aquí como todo sabéis es verano y se están pulverizando los record históricos de temperatura, por lo que un pequeño incendio se convierte rápidamente en algo bastante peligroso y más si alguno de los incendios es provocado como dicen los periódicos.
Lo divertido viene cuando el fuego alcanza una especie de árbol australiano, que mide como entre 10 y 30 metros, y cuya resina es como la gasolina, en cuanto se calienta se inflama y arde, y un árbol de 30 metros cargado de eso arde como un pozo petrolífero iraki. Probablemente os parecerá exagerado pero los periódicos hablan de llamas de 50 o 60 metros que se mueven a una velocidad que ronda los 100km/h, y de eso no se escapa ni en el helicóptero de la Junta de Castilla y León. Si al tema del combustible australiano, le sumas que el urbanismo aussie está pensado para el disfrute de la vida en el campo y que construyen una fila de casas y un bosque detrás, una fila de casas, un bosque, una fila, un bosque… pues te encuentras con que la bola de fuego de 50 metros que se mueve a 100 por hora mata a 200 personas en el estado de Victoria en una mañana sin despeinarse.
Lo que pasa es el norte, en el estado de Queensland no es mucho más agradable, allí todo esta cubierto por el agua, incluso el estado de Northern Territory y la capital del mismo Darwin están afectados. El problema principal que tienen los australianos con las inundaciones es cuando se desborda un río (no se soluciona como en España con unas ayudas del gobiernos y una manguera) se desborda con lo que tiene dentro, y está bien que además de agua te entren en casa peces exóticos pero cuando te entra un cocodrilo de 5 metros en la cocina la cosa cambia. Las noticias dicen que ha habido una cuantas desapariciones por causa de animalitos del bosque, la más llamativa la de un niño que jugaba con su hermano en el bosque, que lo perdió un segundo de vista y lo siguiente que vio fue un cocodrilo volver al agua.
Para completar la lista de noticias felices, hoy en Sydney a escasos 300 metros de la opera de Sydney, unos buceadores del ejército (para más señas del Royal Australian navy’s Clearance Diving Team 1) realizaban unas maniobras sobre terrorismo en Sydney Harbour cuando han recibido una visitilla inesperada y uno de los buceadores ha sufrido el ataque de un tiburón y ha perdido una mano y parte de la pierna, no se sabe la especie del tiburón pero los señores expertos creen que es un tiburón toro.
Pero no todo son malas noticias, en un mes hemos tenido un montón de buenas noticias, va a empezar la liga de Rugby Super 14, un español nos hizo llorar con lo bien que juega al tenis, y no solo nos hizo llorar a los españoles que le animábamos desde Sydney, hemos abandonado la casa de los Gunnies para vivir en una residencia, hemos ido al cine IMAX más grande del mundo, hemos tocado un canguro, hemos visto un diablo de tasmania (y en España los llamamos de otra manera “perropatada”), hemos disfrutado del día de Australia, hemos hecho surf, hemos conocido a un montón de gente… pero lo mejor de todo no es lo que hemos hecho, sino lo que nos queda por hacer, pero eso para el siguiente capítulo.

9 feb. 2009

Australia Day




Bueno para empezar aclarar que el día de Australia fue el lunes 26 de Enero, pero hasta ahora no he podido escribir.
Bien el día de Australia es algo así como la conmemoración del nacimiento de Australia ,bueno en realidad conmemoran la llegada de la Union Jack a la bahía de Sydney, el 26 de Enero de 1788, traída por el Capitan Arthur Phillip junto con 11 barcos llenos de presos y con el nuevo gobernador del estado, que pasaría a llamarse tal y como se llama ahora Nueva Gales del Sur, NSW (New South Wales).
En realidad los señoritos ingleses llegaron aquí en 1770, concretamente el Capitan James Cook el 22 de Agosto. Pero como los anglosajones son así de artistas y de flemáticos decidieron que lo mejor que podían hacer con ese pedazo de tierra, que apenas era unas 25 o 30 veces más grande que su querida Inglaterra, era convertirla en una cárcel. Así que podemos decir que los señores Australianos son descendientes de lo peor de lo peor del imperio inglés.
Aunque como país nacieron unos añitos más tarde, están muy orgullosos de ser australianos y aquí todo el mundo se vuelve loco y sale a la calle con sus banderas, sus camisetas, sus gorros, decoran los barcos , los coches, las casa, todo con un mismo motivo la Union Jack y las 6 estrellas que representan los estados australianos sobre fondo azul marino.
El día básicamente consiste en un montón de actividades que se celebran durante todo el día en el centro de Sydney, de lo que yo pude ver, porque era imposible verlo todo, cabe destacar la entrada de los barcos en Sydney Harbour, que básicamente consiste en que todo bicho viviente que tiene, un barco, una lancha, un velero, o simplemente algo que flote, lo decora para la ocasión y entran todos a la vez en el puerto. Yo lo pude ver desde el edificio de la ópera de Sydney, y la verdad es que es bastante espectacular.
Lo siguiente que pude ver, fue una simulación de un rescate en el mar por parte de le ejercito, o la armada, o la guardia civil australiana, es que ando fatal en lo que a cuerpos militares se refiere. Bueno el caso es que en un momento dado aparece un pedazo de helicóptero y cuando digo pedazo quiero decir el más grande que yo haya visto en directo (tampoco es mucho mérito porque no tengo entre mis aficiones las aeronaves de hélices),tira a dos señores al agua y se va. Vuelve a los 2 minutos y los recoge con una cuerdecilla, el tema no tendría nada del otro mundo para alguien que haya visto un capítulo de los vigilantes de la playa, pero ver semejante bicho con la ópera de fondo resulta cuanto menos, curioso.
Después nos dirigimos a Hide Park donde había una muestra de coches de época, según el folleto eran 1000, según los carteles 2000, y la verdad es que esta parte fue de lo que más me gusto, ya os enseñare las fotos pero allí había alguna autentica maravilla.
Por la tarde fuimos de nuevo a Sydney Harbour porque estaba la entrada de los barcos de época, mucho menos espectacular que la de la mañana, además he de decir que en España tenemos barquitos de esos más grandes, mas antiguos, más espectaculares y con más velas, si alguien ha visto el Juan Sebastian Elcano alguna vez estará de acuerdo conmigo. Y también había una demostración aérea de las fuerzas aéreas australianas pero yo no llegue a verlo porque se les debió calar el avión y llegaron como 45 minutos tarde.
De allí fuimos a The Rocks que es como la parte vieja de Sydney junto al puente este que habéis visto en fotos y que es donde se asentaron los primeros habitantes de la ciudad, allí había conciertos repartidos en 8 escenarios distintos, asistimos a un partido de cricket en medio de la calle con gente animando y gritando (sigo sin ver que le ven a este deporte), pero por desgracia se puso a llover con lo que podemos llamar “Chirimiri Aussie” que no era molesto y parecía que no mojaba pero que a los 5 minutos estabas empapado.
Nos dirigimos a Darling Harbour, que es algo así como una gran zona comercial que rodea una bonita bahía, y donde puedes encontrar el acuario, el museo naval, el cine IMAX más grande del mundo y un montón de tiendas, restaurantes y bares. Allí a eso de 8 p.m. comenzaron los actos de clausura, que consistían en una ceremonia en la que se ponía de manifiesto el orgullo patrio. Palabras del señor gobernador del estado, y de otras autoridades, y algo muy curioso, la parte central de la celebración consistía en una presentación sobre la vida de 5 personas, ahora no recuerdo bien sus nacionalidades originales, que hoy día son orgullosos ciudadanos australianos, lo que pone de manifiesto que además de estar orgullosos de ser australianos lo están también de su multiculturalidad y lo consideran algo íntimamente unido a la filosofía del país.
Tras pasear a los 5 individuos esos por la bahía en un barquito, además de desfilar la mitad de los cuerpos de salvamento, un barco con un dragón chino (este año el día de Australia coincidía con el año nuevo chino) y un barco militar con una tipa y un coro entonando el himno nacional, llego la parte que todo el mundo esperaba, los fuegos artificiales desde aquí os diré que aunque para gustos los colores, nada que ver con los de San Pedro y los que sean de Burgos entenderán lo que quiero decir.
Para concluir, que yo me lanzo y sin darme cuenta me escribo media enciclopedia británica, el día de Australia es bastante curioso de ver, todo el mundo con la bandera, (incluidos tatuajes y calcamonías) y paseando su orgullo de ser australiano, y con actividades pensadas para que la gente disfrute de un día en la calle con la familia, con el resto de sus compatriotas y con los que en esos momentos se encuentren en el país que ese día éramos muchos, en todas las playas hay barbacoas a las que te puedes acercar y ser recibido de buena gana.
Digo que es curioso porque uno viene de España donde el día patrio,( por no decir días porque cada uno tiene el suyo propio) es aquel en el que los político se ven obligados a subirse a una tribuna en la castellana, para ver como pasean los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, actividad de sumo interés para la ciudadanía, y donde el hecho de pasear con una bandera por la calle puede ser considerado como una agresión, una falta de consideración y un acto no apto para menores de 18 años. Pero bueno que le vamos a hacer, en España tenemos muchas cosas que aquí no tienen y seguro que por alguna nos envidian en otros sitios, o eso espero.
Esto y el papel de los aborígenes en el día de Australia lo dejo para el siguiente capítulo.